Saltar al contenido

¿Qué es el Kéfir? ❤️【1º Blog Especializado Sobre el Kéfir】

Seguro que llevas un tiempo queriendo saber qué es el kéfir. Tal vez hayas oido que es una bebida, un yogur o un tipo de leche. Seguro que es algo que toman los veganos, ¿verdad?, pero estás hecho un lio y aún no lo sabes con exactitud.
¡No te preocupes más! has llegado el sitio exacto en el cual vamos aclarar todas las dudas que puedas tener sobre el kéfir, sus propiedades, sus beneficios, como prepararlo, dónde conseguirlo y muchas cosas más sobre este increíble probiótico natural que te hará la vida más sana.
¡Disfruta del primer blog especializado en el mundo del kefir!

Kefir
Nódulos de kéfir de leche

¿Qué es el kéfir?

El kéfir es una bebida fermentada que se obtiene a partir de un cultivo de bacterias y levaduras beneficiosas para nuestro organismo. Estas bacterias y levaduras conviven en una matriz de proteínas, lípidos y azúcares formando una colonia.
A esta colonia, que trabaja noche y día en armonía, se les llama nódulos de kéfir o gránulos  y tienen un aspecto similar al de un pequeño coral o al de la coliflor, pero es más blando y gelatinoso y están envueltos en una matriz polisacárida denominada kefiran.
Estos nódulos están compuestos por una mezcla compleja y simbiótica de microorganismos, entre los cuales se encuentran bacterias ácido lácticas, levaduras y bacterias ácido acéticas que se pegan a una matriz de polisacáridos.

En este perfecto ecosistema los microorganismos trabajan organizadamente para proporcionarnos una bebida saludable llena de probióticos vivos y  beneficiosos para nuestra salud.

Tipos de kéfir

Existen tres tipos: de leche, de agua y de té o también llamado kombucha o scoby de kombucha.

Algunas personas opinan que el de agua es mejor que el de leche, aunque esto no es cierto, ya que los tres tipos tienen las mismas variedades de bacterias y levaduras aunque adaptadas a medios diferentes. Por tanto las propiedades y los beneficios que nos aportan son los mismos, la diferencia está únicamente en el gusto de cada persona.

Tipos de kefir

Kéfir de leche

Antiguamente nuestras abuelas los llamaban búlgaros, búlgaros de leche o pajaritos. Lo cierto es que aún en muchos países, sobre todo de Latinoamérica, se los sigue llamando de esta manera.
Esta bebida se elabora preparando un cultivo con leche de vaca, cabra u oveja y los nódulos de kefir, los que se fermentarán y darán como resultado una bebida fermentada de sabor ácido y una textura ligeramente efervescente, muy parecido al yogurt.
Si quieres saber más sobre el kéfir de leche puedes seguir leyendo aquí.

Kéfir de Agua

Con el nombre del kéfir de agua muchas veces también hay confusión debido a que en muchos países se los conoce como tíbicos.

Se elabora mediante la fermentación de los gránulos de kéfir con agua y azúcar o panela. La bebida que se obtiene es la que suele gustar más a todas las personas, debido a que su sabor recuerda a una sidra muy suave y deliciosa.
Si quieres saber más sobre el kéfir de leche puedes seguir leyendo aquí.

Kéfir de Té

Se lo conoce como kombucha y se elabora realizando una fermentación del scoby de kombucha (nódulo) con té y azúcar. Su resultado es una bebida de ligero sabor ácido.

Propiedades

El kéfir es un alimento que al igual que cualquier lácteo favorece la hidratación al ofrecer un alto contenido acuoso y electrolitos varios para el organismo. Sin embargo, los mayores beneficios del mismo se deben a los microorganismos vivos que presenta.

Los probióticos presentes pueden mejorar la flora intestinal y de esta forma, reforzar defensas del organismo y beneficiar el metabolismo todo ayudando a prevenir una infinidad de  enfermedades.

El kéfir es un producto muy útiles ante épocas convulsas, ya sea el invierno, la primavera, periodos de mucho estrés, de mala alimentación, de convalecencia o enfermedad, de toma de antibióticos, en definitiva… situaciones ante las cuales nuestro sistema inmune puede verse afectado. Gracias a estas bebidas fermentadas podremos tener un sistema digestivo más sano y eficaz y una protección adicional sobre nuestro sistema de defensas.

Beneficios

El kefir, ya sea de agua o de leche, llama la atención por la gran cantidad de molestias físicas que desaparecen tras comenzar a consumirlo. Esto se debe a que la bebida que producen estos búlgaros no solo cura un órgano en especial del cuerpo, sino que influye positivamente en la totalidad del organismo, estabilizando el metabolismo y desintoxicándolo. En consecuencia, aumenta las defensas del cuerpo, repara el metabolismo dañado y restablece el bienestar general.

¿Cómo tomar kéfir y aprovechar sus beneficios?

Esta es la primer pregunta que se formulan las personas a la hora de querer comenzar con este excelente probiótico lleno de propiedades para la salud.

La verdad es que no hay secretos ni es tan complicado. Pero sí podemos darte una serie de consejos que te serán muy útiles para aprovechar todos los beneficios. La razón es que hay ciertas recomendaciones para optimizar sus propiedades.

Si decides comenzar con esta nueva bebida saludable tienes que tener presente que la ingesta debe ser poco a poco. Ya que es posible que al principio no siente del todo bien si se toma en cantidades muy grandes.

Es vital esto, pues no queremos que tu sistema digestivo rechace el kéfir y termines con alguna indigestión o estreñimiento. Luego podría ser complicado comenzar de nuevo con a ingerirlo.

Entonces, si vas a empezar a incluir este alimento entre tus alimentos diarios, recomendamos que sea en porciones de 100 ml y separadas.
Pueden ser 1 a 2 diarias entre esa cantidad. Esto hará que el kéfir comience poco a poco a transferir sus bacterias a la flora intestinal de una manera controlada y muy poco agresiva.

Recetas con kéfir

¿Dónde conseguir kéfir?

Existe la posibilidad de comprar kefir de leche o de agua ya preparados para consumir. En este caso, es posible adquirirlo en casi cualquier supermercado habitual, pero puede que tenga ingredientes añadidos y no beneficiarnos de todas las propiedades que sí tiene el kéfir natural.

Lo recomendable es conseguir los nódulos frescos y prepararlo en casa de manera artesanal, ¡como lo hacían nuestras abuelas!. Pero muchas veces se hace difícil conseguir los gránulos si no tenemos ningún amigo o familiar nos regale algunos.
En este caso, te recomendamos comprarlos online, ya que en internet es posible encontrarlos muy fácilmente.

Comprar kéfir online nunca había sido tan fácil

Desde nuestro Blog te lo queremos poner todo muy fácil. Dedicamos mucho tiempo a analizar y comparar todos los tipos de kéfir y vendedores que existen en la red para poderte ofrecer opiniones veraces y útiles. De esta manera queremos conseguir que sepas qué kéfir comprar, no olvidemos que estamos hablando de un producto fresco y natural que debe llevar una correcta manipulación de parte del vendedor.

Además, te proporcionamos la mejor información del sector con guías, tutoriales, recetas y reseñas de todas las marcas de kéfir elaborado.

Fruto de este exhaustivo análisis y comparativa, nos lleva al siguiente paso: encontrar los mejores precios y calidades del mercado para ti.
¡Descubre este fantástico mundo y disfruta sus beneficios!