Saltar al contenido

Kéfir de Leche: Qué es, Propiedades y Beneficios del Probiótico de Moda

Kefir de Leche

¡Hey qué pasa lector! ¿lectora? Si has llegado hasta aquí es porque seguramente estás buscando aclarar la infinidad de dudas que te surgen ante este producto.

En este post hemos plasmado un contenido ultra potente en el cual encontrarás absolutamente TODO lo que estás buscando saber sobre el kéfir de leche, sin necesidad de tener que visitar miles de webs. Además, si te queda cualquier duda puedes preguntarnos, sinceramente, nos encantan responder a nuestros lectores y crear una comunidad con feedback.

En fin, ¡comenzamos! ¿te quedas un rato y te contamos? 🙂

Comprar nódulos de kéfir de leche frescos

🤔 ¿Qué es el kefir de leche?

El kefir de leche es una bebida láctea fermentada que se parece mucho al yogur. Se lo conoce en muchos países con diversos nombres como: yogurt de búlgaros, leche búlgara, yogur de pajaritos, yocas o leche kefirada.
Esta bebida láctea destaca por ser rica en bacterias y levaduras probióticas que mejoran la flora intestinal, auxilian en la inmunidad y mejoran el tránsito intestinal, ayudando a mantener la salud general del organismo.

Los beneficios asociados al uso de esta bebida confiere al kéfir el status de un probiótico natural, designado como en “yogur del siglo XXI”

🍶 ¿Cómo se elabora?

La producción es fácil y se asemeja a la producción del yogur natural. Se elabora utilizando nódulos de kéfir, los que luego de fermentar la leche que le añadamos, producirán esta bebida probiótica natural y tan beneficiosa para nuestro organismo.

Primeros pasos para elaborarlo en casa

Lo primero que tenemos que hacer es conseguir los nódulos o búlgaros de kefir de leche. Sé lo que estas pensando en este momento… ¿dónde consigo estos bichitos de kefir?, tranquilo que más adelante te daremos toda la información para que puedas conseguir muy fácilmente tu búlgaros de leche.
La cantidad mínima que necesitaras conseguir es de 10 gramos de búlgaros, con esta cantidad podrás preparar de 200 a 250 cc. de leche kefirada cada 24 horas.

Si sigues los pasos y consejos indicados en Kéfir.Blog, tu búlgaros gozarán de buena salud, vivirá eternamente y podrás regalar a quién quieras cuando tengas excedencia, ya que, notarás que tu kéfir irá creciendo y reproduciéndose con el tiempo.

Ingredientes y elementos

A continuación te te damos la receta para que puedas elaborar en casa el kefir de leche. Ten en cuenta que esta receta está calculada para elaborar una cantidad de 250 cc. de leche, por lo que si necesitas o quieres preparar una cantidad mayor debes tener más cantidad de búlgaros, presta atención a la receta:

  • 250 cc. de Leche (*).
  • 10 gramos de nódulos de kéfir de leche (búlgaros).
  • Un recipiente o tarro de cristal de capacidad superior a 250 cc. con tapa.
  • Colador de plástico y cuchara no metálica (**).

(*) Generalmente, el kéfir se puede hacer a partir de cualquier tipo de leche animal: de vaca, de cabra, de oveja. También hay muchas opciones para la leche: pasteurizada, no pasteurizada, enteras, semidesnatadas y desnatadas. Incluso se podría hacer kéfir a partir de zumos de frutas y/o soluciones azucaradas o de melazas, o también con bebidas de origen vegetal: leche de coco, leche de avena, leche de soja, leche de arroz, leche de almendras, etc.

(**) Debemos tener cuidado en no utilizar utensilios de metal o aluminio. Esto es debido a que este material no es estable en medios ácidos y podría transferirle partículas nocivas a nuestro kéfir de leche.

Elaboración del kéfir de leche

Preparación del cultivo para la elaboración de la leche kefirada

  1. Vierte los nódulos de kéfir dentro del recipiente donde realizarás el cultivo.
  2. Añade los 250 cc. de la leche que hayas elegido.
  3. Tapa el frasco con una servilleta de papel sujeta con una banda elástica y déjalo fermentar a temperatura ambiente durante 24-36 h. También puedes taparlo herméticamente, pero recuerda que la tapa no sea de metal, en el caso de ser una tapa metálica procura poner una servilleta de papel o de tela entre el recipiente y la tapa para evitar cualquier contacto del kéfir con el metal.
  4. Una vez pasadas las 24 a 36 horas, cuela la bebida resultante y vuelve a repetir el proceso a partir del paso 2 para volver a obtener una nueva tanda de leche kefirada.

Recuerda que es muy importante que tus nódulos de kéfir no entren en contacto con utensilios metálicos.

Tips importantes

  1.  La presión del gas aumenta a medida que pasan los días, por lo que debes estar pendiente de tu cultivo. Te recomendamos que si no vas a estar atento a tu kefir, taparlo sólo con una servilleta y no con tapa a presión.
  2. Si finalmente decides tapar tu frasco herméticamente, deja al menos 3 cm de espacio entre la leche y la tapa. Esto es para evitar que los gases que se van a producir por la fermentación puedan hacer que explote o se rompa el recipiente.
  3. Puedes utilizar leche de vaca UHT, pasteurizada, ultrapausterizada o fresca.

Tarros de cultivo para kéfir recomendados

Aunque puedes hacer la fermentación del kéfir en cualquier tarro de vidrio o cristal, los Kefirko son ideales ya que están diseñados especialmente para fermantación de kéfir. Te enseñamos las mejores ofertas online:

💭 ¿Qué sabor tiene el kéfir?

El kéfir tiene un sabor parecido al yogur natural, pero con una consistencia más líquida y  un poco más ácido, con un efecto efervescente que se siente en boca.
Si no estás acostumbrado a consumir yogur natural, puede que el sabor del kéfir tampoco te termine de convencer. En este caso puedes mejorar el sabor según tus gustos añadiendo azúcar, panela, canela o cualquier endulzante de tu agrado. La miel no es recomendable mezclarla con el kéfir ya que al ser antibacteriana puede llegar a matar las bacterias buenas del kéfir, y aunque seguramente te quedaría una mezcla exquisita con sabor a miel, estarías consumiendo un producto sin probióticos.

Hay que tener en cuenta que el kéfir es un alimento suave y fácilmente asimilable por el organismo. Esto hace de este alimento que sea recomendable para todo tipo de personas.
Incluirlo en la dieta es una buena manera de aumentar la resistencia del organismo a los ataque externos. Este alimento no tiene ningún efecto adverso en el organismo, y por ello es importante que sepamos que es totalmente inocuo.

🥛 ¿Cómo consumirlo?

La ingesta debes comenzar haciéndola poco a poco, ya que es posible que al principio tu organismo no esté acostumbrado a recibir tanta cantidad de probióticos y esto no te siente del todo bien si lo tomas en cantidades muy grandes. Por ejemplo, puedes comenzar preparando batidos de frutas y leche con una pequeña cantidad de kéfir.

Es vital que el consumo lo hagas poco a poco, pues no queremos que tu sistema digestivo rechace al kéfir y termines con algún dolor de barriga, indigestión o estreñimiento.

Batidos de kefir de leche

Entonces, si vas a empezar a incluir al kéfir entre tus alimentos diarios, recomendamos que sea en porciones de 100 ml como máximo y separadas unas de otras por varias horas. Por ejemplo, podrías tomar 1 a 2 porciones diarias para comenzar, esto hará que el kéfir comience poco a poco a transferir sus bacterias a la flora intestinal de una manera suave y controlada.

❄️ Conservación

Debes saber que el kéfir requiere de un buen cuidado tanto a la hora de hacer la fermentación como una vez ya obtenida la leche kefirada, presta atención:

¿Dónde guardo mi cultivo de kéfir mientras fermenta?

Las condiciones adecuadas para guardar tu cultivo de kéfir de leche durante su fermentación son las siguientes:

  • Temperatura: La temperatura adecuada oscila entre 23ºC y 30ºC.
  • Luz: Preferiblemente sin luz, aunque puede estar en claridad siempre y cuando no le dé la luz directa del sol.
  • Tiempo de fermentación: Generalmente entre 24 y 36 horas para obtener una bebida neutra y 48 horas para obtener una bebida más astringente.

¿Dónde guardo mi kéfir ya fermentado?

Una vez que hayas terminado la fermentación de la leche con los búlgaros, cuela la bebida resultante. Para su correcta conservación, guárdala en el frigorífico en una botella con cierre hermético.
Es recomendable utilizar recipientes o botellas de vidrio resistentes, ya que el kéfir genera gas el que puede deformar o romper el envase a causa de la presión.

¿Cuánto dura el yogur de kéfir?

Notarás que con el pasar de los días el kéfir irá ganando acidez, además también ira perdiendo propiedades, por esto que es recomendable consumirlo en los siguientes 5 días posteriores a su fermentación. Aunque si el envase del kéfir está cerrado herméticamente, puedes conservarlo por un período máximo de 15 días.

🏆 ¿Qué beneficios para el organismo ofrece?

En los países soviéticos, ya se relacionaba el kéfir con la salud desde hace décadas. Allí se recomendaba su consumo a la gente sana para disminuir el riesgo de algunas enfermedades. El consumo de esta leche fermentada se relacionaba con gran variedad de beneficios para la salud no solo por su microflora, también debido a la presencia de algunos compuestos, productos del metabolismo, como por ejemplo, los ácidos orgánicos.

Además, los microorganismos presentes en el kéfir tienen la habilidad de asimilar el colesterol de la leche. Todos estos aspectos se suman a que, a día de hoy, hay un interés creciente en la comercialización de kéfir para usarlo como suplemento alimenticio, como una matriz alimenticia con las bacterias adecuadas para promover la salud.
El kéfir no es sólo una bebida probiótica natural, también puede actuar como una matriz para la liberación efectiva de microorganismos probióticos.

A continuación, compartimos un excelente video de esta youtuber que explica todos los beneficios muy bien:

Aunque si no quieres ver el vídeo y prefieres seguir leyendo el post, te contamos a continuación algunos de los beneficios mas destacables del kefir de leche:

ᐈ Problemas digestivos

La fuente de probióticos más conocida es el yogur. Sin embargo, el kéfir contiene aún más probióticos que el yogur: cerca de 30 microorganismos diferentes que se alojan en el intestino y ayudan a mantener el equilibrio de las bacterias intestinales.
Por este motivo, el kéfir de leche puede ser eficaz para combatir algunos problemas digestivos como la diarrea, el síndrome de intestino irritable (SII), infecciones provocadas por diversas bacterias, etc.

Refuerza las defensas del organismo

Entre sus múltiples ventajas está la de ayudar a reforzar las defensas del organismo, particularmente durante la recuperación de algunas enfermedades. Se ha utilizado satisfactoriamente en padecimientos como reumatismo, asma, estreñimiento, hipertensión arterial, artritis, úlceras gástricas, mala digestión o absorción de los alimentos, enfermedades inflamatorias crónicas y como complemento nutritivo en enfermedades como el cáncer o el VIH-Sida.

Como la mayoría de los productos naturales, el yogur búlgaro va regulando poco a poco las funciones del organismo debido a que posee un alto poder desintoxicante. También es ligeramente estimulante, por lo que su uso es adecuado contra el cansancio y el estrés.

De acuerdo con la Asociación Dietética Americana, el consumo de este yogur búlgaro es altamente recomendable para mejorar la capacidad de asimilación de los alimentos y regular el tránsito intestinal, al tiempo de reducir los niveles de colesterol y el riesgo de padecer cáncer de colon; además, el kéfir suave es un buen laxante, pero si se ingiere fuerte es un vigoroso astringente.

La principal virtud de este alimento, se centra en que es capaz de regenerar la flora intestinal y convertir los alimentos mal digeridos y en estado de putrefacción en asimilables.
La facilidad para ser digerido ha hecho que muchos investigadores recomienden el kéfir como un alimento particularmente benéfico para los niños, las personas convalecientes, personas con insuficiencia gástrica, o las de edad avanzada.

Osteoporosis y salud ósea

Estudios recientes realizados en animales, han revelado que el kéfir de leche puede aumentar la absorción de calcio en las células de los huesos. Esto ayuda a que aumente la densidad ósea y evitar posibles fracturas.

Asma y alergia

Las reacciones alérgicas son provocadas por las respuestas inflamatorias que se producen contra sustancias medioambientales inofensivas. De acuerdo con varios estudios realizados en animales, el kéfir de leche podría eliminar esas respuestas antiinflamatorias y, por tanto, mejoraría los síntomas de alergia y asma.
No obstante, aún es necesario llevar a cabo estudios en humanos para determinar si los efectos del kéfir en la alergia y el asma son los mismos.

Infecciones bacterianas

Gracias a su elevado y amplio contenido de probióticos, el kéfir puede protegerte contra algunas infecciones provocadas por bacterias.

Además, el kéfir de leche tiene un probiótico único que sólo es posible encontrarlo en él y en ningún otro alimento, es el Lactobacillus kefiri, capaz de impedir el crecimiento de bacterias dañinas como la H. Pylori, la Salmonella y la E. coli.

Intolerancia a la lactosa

¡Buenas noticias para las personas que no toleran la lactosa!

El kéfir de leche contiene enzimas que contribuyen a la descomposición de la lactosa. Por este motivo, las personas intolerantes a la lactosa no suelen tener problemas a la hora de tolerar el kéfir, aunque siempre es recomendable ir probando poco a poco vara ver como lo tolera cada organismo.

Por otro lado, es posible elaborar kéfir con leches vegetales y disfrutar, de esta manera, de tomar kéfir 100 % libre de lactosa.

Cáncer

Algunos estudios realizados en ratones han demostrado que el kefir de leche puede inhibir el crecimiento de células de algunos tipos de cáncer. De acuerdo con un estudio, el extracto de kéfir redujo en un 56 % el número de células cancerosas de mama, en comparación con el 14 % del extracto de yogur.

No obstante, aún es necesario llevar a cabo estudios en humanos para determinar si el kéfir es realmente eficaz contra el cáncer.

Otros beneficios

  • Facilita la secreción salivar y aumenta la de los jugos gástricos, favoreciendo de esta manera la digestión, estimula el peristaltismo y previene y cura el herpes. Se usa en el tratamiento de la anemia, problemas renales, nefrolitiasis, la hipertrofia prostática, el artritismo reumático y los procesos infecciosos respiratorios (asma, bronquitis, catarros).
  • Se aconseja en la cirrosis, colecistitis, colelitiasis y problemas hepáticos. Ha sido utilizado en algunos sanatorios para el tratamiento de la tuberculosis.
  • El kéfir de leche en la dieta puede tener un efecto profundamente calmante sobre los nervios.
  • El contenido del kéfir en fósforo ayuda a utilizar los carbohidratos, grasas, y proteínas para el crecimiento el mantenimiento y la energía de las células.
  • El kéfir es rico en Vitamina B12, B1, y Vitamina K.
  • Es una fuente excelente de biotin, una Vitamina del grupo B que ayuda en la asimilación del cuerpo de otras vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, el ácido pantothenico, y la vitamina B12.
    Las numerosas ventajas de mantener una tasa de entrada de vitaminas del grupo B adecuada beneficia la regulación de los riñones, el hígado y el sistema nervioso a la vez que solventa desórdenes de la piel, aumentando la energía y promoviendo la longevidad.

🩺 Contraindicaciones y efectos secundarios

  •  Al tener una alta concentración en probióticos, no debe consumirse 2 horas antes y después de tomar medicamentos como bifosfonato, fluoruros o tetraciclinas, para evitar que interfiera en la absorción del medicamento.
  • El kéfir está contraindicado en casos de cáncer a nivel gastrointestinal.
  • La fermentación del kéfir causa una pequeña producción de alcohol, pudiendo ser perjudicial para personas que posean enfermedades del hígado.
  • La ingestión excesiva de kéfir puede causar dolor abdominal y diarrea, por lo que debe consumirse con moderación.

⭐️ Métodos de conservación de los nódulos

Si nos tenemos que ausentar por unos días, se pueden dejar los nódulos de kéfir sumergidos en leche durante un máximo de 6 días. Pero si necesitas guardarlos por un tiempo más largo puedes congelarlos, así aguantan más tiempo.

El método de congelación es muy fácil, simplemente debes lavar los nódulos con agua y meterlos en una bolsita, procura no lavarlos con agua del grifo ya que contiene cloro.
Mete la bolsita en el congelador y ¡listo!. Pueden aguantar congelados hasta un año.

Kéfir Casero

Para descongelarlos, simplemente saca los nódulos del congelador y mételos en un recipiente con leche entera de vaca, déjalos remojados en esta leche durante tres días. Una vez transcurrido el tiempo, cuela y desecha esta primera leche kefirada. Vuelve a añadir leche para una nueva fermentación en la que ya si podrás disfrutar de tu leche kefirada.
Aunque este método de conservación es el mas cómodo, ya que metemos los nódulos en el congelador y nos olvidamos de ellos, no es del todo recomendable debido a que a causa la congelación podrían morir parte de las bacterias del kéfir.

El método de conservación más recomendable y efectivo es la deshidratación, explicamos el proceso a continuación:

Cómo deshidratarlos

El proceso de deshidratación o secado de los búlgaros de kéfir de leche es el siguiente:

  • Se extienden los nódulos sobre un plato.
  • Se cubren con una servilleta de papel y se colocan en un lugar ventilado. ¡Vigila que no entren insectos!
  • Notarás que con los días los nódulos se irán secando y se pegarán al plato, para evitar esto, debes ir moviéndolos cada día para despegarlos.
  • El tiempo que tarden en secarse dependerá de la ventilación y la humedad ambiental.
  • Se sabrá si están completamente secos cuando se los note como cristalizados y nada pegajosos.
  • Una vez secos se pueden meter en una bolsita y guardarlos hasta 3 meses.
  • ¡No te asustes! es normal que durante las deshidratación desprendan un olor muy fuerte característico parecido a la levadura.

Cómo rehidratarlos

Para rehidratarlos hay que cubrirlos de leche y renovarla hasta que los gránulos adquieran su textura gelatinosa y veamos que espesa la leche donde están sumergidos. Se introduce el kéfir en leche durante 2 semanas, renovando la leche cada 2 días. Después de estas 2 semanas podremos preparar kéfir de leche normalmente.

📷 Fotos de los nódulos del kéfir de leche

👨‍🍳 Recetas con Kéfir de Leche

🛒 ¿Dónde comprar kéfir de leche?

Antes de pensar en comprar kéfir de leche o búlgaros tienes que intentar que alguna persona de confianza, que ya tenga nódulos de kéfir, pueda regalarte algunos para que tú también puedas beneficiarte de sus ventajas.
Si no consiguieras que nadie te done kéfir, no te preocupes, siempre podrás comprarlos online. A continuación te enseñamos las mejores ofertas:

Resumen:
Kéfir de Leche: el probiótico natural del siglo XXI
Titulo del Artículo:
Kéfir de Leche: el probiótico natural del siglo XXI
Descripción:
En este post hemos plasmado un contenido ultra potente en el cual encontraras absolutamente TODO lo que estás buscando saber sobre el kéfir de leche.
Autor:
Editor:
Kefir.Blog
¿Quienes somos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *